Nuestro Blog / Temas médico-sexológicos /

La Impotencia del Roncador

Adroclinica administrador
19/08/2015
2 Comentarios
disfunción eréctil, sindrome metabólico, impotencia, apnea

La Impotencia del Roncador

Dr Jorge Di Iorio

 

Apnea del Sueño e Impotencia

La manera en que el paciente duerme y si presenta ronquidos forman parte habitual del interrogatorio del paciente que consulta en sexología, principalmente ante disfunción eréctil. Esto ocurre desde que se descubrió la asociación entre la Apnea del sueño y la disfunción eréctil-impotencia. Dicho descubrimiento fue realizado por investigadores del “New England Research Institute, encabezado por el Dr. Raymond Rosen.

La sospecha es principalmente frente al paciente que ronca profundamente y parece interrumpir su respiración en el ronquido, hecho que acostumbra asustar a su pareja y se denomina “pausa apneica”. Estos hombres frecuentemente despiertan con la percepción que el sueño no fue reparador y dormitan durante el día. La causa de todo es el colapso de la vía aérea lo que interrumpe la respiración normal y la oxigenación de los tejidos. Afecta la performance sexual pero aumenta además el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, por lo que debe ser, obligatoriamente, evaluado por el especialista. Es mas frecuente en el obeso.

Ante esta situación el paciente debe ser encaminado a Policlínica del Sueño que lo evaluará y frecuentemente debe realizar un estudio denominado Polisomnografía. El diagnóstico puede ser Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño, que requiere tratamiento específico tanto del punto de vista respiratorio como eréctil, y mejorará no solo el dormir sino su erección.

Una vez mas, como ya hemos dicho, debe evaluarse el paciente como un todo para actuando preventivamente, evitar complicaciones futuras.

 

Dr. Jorge Di Iorio

Androclinica: www.androclinica.com

 

 

 


Comentarios

Contenido Relacionado

Sindrome metabólico y disfunción eréctil-Impotencia

Seguir leyendo

Todo lo que siempre quiso saber sobre erecciones matutinas pero nunca se atrevió a preguntar

Seguir leyendo