Nuestro Blog / Temas médico-sexológicos /

Betabloqueantes en Cardiología e Impotencia

Adroclinica administrador
18/08/2015
2 Comentarios
disfunción eréctil, betabloqueantes

Betabloqueantes en Cardiología e Impotencia

Dr Jorge Di Iorio

 
bbloimpo

 


Dentro de los medicamentos son varios los grupos químicos causantes de disfunción eréctil. En líneas generales podemos afirmar que los fármacos alteran la erección por varios mecanismos de acción que incluyen desequilibrios hormonales, neurológicos, disminución del flujo sanguíneo peneano efectivo, sedación o depresión entre otros factores.
Los medicamentos más frecuentemente involucrados como causantes de impotencia son los antihipertensivos, psicofármacos, antiácidos y antilipémicos (remedios para bajar colesterol y triglicéridos).
Dentro de los medicamentos los antihipertensivos son sin duda los mayores responsables de disfunción eréctil. La hipertensión arterial es una de las enfermedades de mayor incidencia en hombres mayores de 40 años y puede ser, por sí sola causante de impotencia al acometer individuos con arterias peneanas (de por sí ya finas) ya con lesiones arterioescleróticas.
A esto se suma la disminución del flujo sanguíneo efectivo causado por la caída de la presión arterial, justamente el efecto farmacológico deseado por el médico al prescribir el medicamento.

Todos los antihipertensivos pueden causar entonces disfunción eréctil en mayor o menor grado, los más frecuentemente involucrados son los beta-bloqueantes.

 

El primer betabloqueante en ser utilizado, y aún hoy en uso, el Propanolol, fue sintetizado en la década del 60 por el médico y farmacólogo James W. Black que también descubrió la cimetidina, uno de los primeros antiácidos modernos también causante de impotencia, que recibió el Premio Nobel de Medicina en 1988 por sus hallazgos.

El Propanolol está involucrado además de la disfunción eréctil en disminución de la libido (deseo sexual) y Enfermedad de Peyronie (fibrosis peneana y torcedura del pene). En algunos países como Brasil este fármaco debe anunciar esta advertencia (la de Peyronie, además de disfunción eréctil) en su prospecto. Algunos nombres comerciales de Propanolol:

Inderal, Opranol, Propanolol, Alligor, Ciperpina.


Debido a sus múltiples efectos colaterales en el área sexual es cada vez menos usado en hombres.

 

Otros betabloqueantes antihipertensivos:

 

Atenolol: Sale al mercado en 1976 precisamente como sustituto del propanolol visto los múltiples efectos colaterales que este tenía, lo llaman “cardioselectivo”, intentando con esta denominación convencer a la clase médica que actuaría solo a nivel cardiológico. Error. A nivel sexual es tan nocivo como el propanolol. Solo que no está relacionado con la Enfermedad de Peyronie.

Es uno de los fármacos que vemos mas frecuentemente implicados en la impotencia medicamentosa, utilizado en pacientes hipertensos, con arritmia, angina de pecho y otros cuadros. Causa también disfunción eréctil que el paciente habitualmente relaciona con el inicio de su uso, y también disminución del deseo sexual.

Algunas marcas en nuestro país: Atenolol, Atenolan, Tenormin, Atenoblock, Preventil, Miocardox.

Bisoprolol- marcas comerciales: Corentel, Vontrol.

Metoprolol- marcas comerciales: Mebuten, Lopresor, Belozok.

Nebivolol- marcas comerciales: Nebibloc, Neblic, Syncrocor.

Carvedilol- marcas comerciales: Carvelidol, Cadiodil, Bidecar, Carvemox, Dilatrend, Tensibona.

Labetolol- marcas comerciales: Labetolol, Biascor.


Es importante comunicar a los pacientes que utilicen estos fármacos que jamás deben suspenderlos o disminuir su dosis sin previamente contar con el visto bueno de su cardiólogo ya que frecuentemente cuando esto ocurre el enfermo tiene un efecto de “rebote”, o sea empeoramiento de lo estaba tratando (hipertensión, angina, arritmia, etc).

 

Lo que el paciente portador de estas disfunciones sexuales y consumidor de estos fármacos debe hacer es notificar su disfunción a su cardiólogo tratante que es el especialista capacitado para, si fuera posible, retirarlo (siempre muy gradualmente) o cambiarlo por otro.

 

Puede además consultar al sexólogo andrólogo que siempre resolverá su disfunción, mismo que siga tratado con los betabloqueantes, de hecho, cuando el cardiólogo los utiliza es frecuentemente por que no existe medicación sustituta.

 

Dr. Jorge Di Iorio

  

Androclinica: www.androclinica.com

 


Comentarios

Contenido Relacionado

Colirios oftálmicos e Impotencia

Seguir leyendo

Tratamiento para la caída del cabello causa Impotencia

Seguir leyendo

¿Está dispuesto a tomar medicamentos que le causen una alteración sexual?

Seguir leyendo

Disfunción eréctil causada por drogas y tóxicos

Seguir leyendo