Nuestro Blog / Temas médico-sexológicos /

La consulta andro-sexológica

Adroclinica administrador
31/01/2017
2 Comentarios
sexualidad, andropausia

La consulta andro-sexológica

La andrología es aquella parte de la medicina que estudia las enfermedades propias del sexo masculino y principalmente de sus genitales. Con el tiempo se fue super especializando al punto que hoy existen andrólogos reproductivos (aquellos que estudian y tratan al hombre con problemas de fertilidad) y andrólogos no reproductivos que estudian y tratan las disfunciones sexuales masculinas, esto es, los problemas de erección, eyaculación y deseo.

La sexología estudia la sexualidad y el comportamiento sexual de hombres y mujeres.

En Androclinica somos especialistas en andrología no reproductiva y sexología del hombre, y en este contexto abordaremos la consulta andro-sexológica, de la que resulta la Historia Clínica andro sexológica.

Como todo acto médico, la consulta en andrología-sexología incluye tanto el interrogatorio  (anamnesis) como el exámen físico, dirigidos obviamente al motivo de consulta del paciente.

Anamnesis (interrogatorio clínico)

El interrogatorio del paciente portador de una disfunción sexual no es fácil de obtener y evaluar debido al estado emocional en que llega a la primera consulta y al carácter altamente subjetivo de los datos.
Será difícil precisar el grado de una erección cuando se ha operado una disminución gradual de la misma en el tiempo, además de ser una evaluación puramente individual, no existiendo al menos en la mayoría de los casos, parámetros de comparación con la erección de otros hombres.
Otras veces, los pacientes modifican la información intentando “mejorar” su imagen frente al médico o mezclan realidad y fantasía añorando tener una súper performance, un pene de más tamaño, o una erección excepcional que jamás será obtenida.
Son frecuentes los casos de consulta porque el paciente no consigue tener su segunda o tercera relación de la noche, interpretándose esto como una disminución humillante de su virilidad.
Los motivos de consulta más frecuentes son dificultad para obtener y/ó mantener la erección, y dificultad para penetrar asociada o no a disfunción eyaculatoria, la mas frecuente es la eyaculación precoz.
La eyaculación precoz muchas veces acompaña estos cuadros, ya que el paciente se apresura en llegar al orgasmo “sabiendo” que perderá la erección.
La disminución de la libido suele también acompañar el cuadro por desinterés secundario al temor a fracasar.
Deben investigarse las circunstancias de aparición y evolución de las alteraciones, si son situacionales o permanentes, y su asociación con otras enfermedades y tratamientos concomitantes, tratamientos previamente realizados y sus resultados.
Un inicio progresivo, con años de evolución, dificultades en el total de las tentativas, que ocurre con cualquier pareja, orientará a un problema orgánico, aunque habrá siempre un componente psicológico asociado de mayor o menor grado sea como causa, o consecuencia de la disfunción.
Los antecedentes patológicos son de capital importancia. Los factores de riesgo coronario son aplicables a todo el árbol vascular, incluso las arterias penianas, pudiendo no sólo tener importancia en la génesis de un ataque cardíaco o un accidente cerebral sino también de una impotencia vascular.
La hipertensión arterial, además del daño arterial directo suma el efecto deletéreo de la medicación antihipertensiva (alfametildopa, betabloqueantes, diuréticos, vasodilatadores).
La diabetes con sus múltiples compromisos (neurológico, vascular, endócrino, psicológico, medicamentoso) nos llevará a la búsqueda de componentes orgánicos además del psicológico muy importante en estos frágiles pacientes.
El alcohol, en cantidad excesiva, puede actuar tanto en el período inmediato por inhibición central, inclusive en el bebedor ocasional, ocacionando una disfunción eréctil o un retardo eyaculatorio, como también en el alcohólico crónico por medio de una polineuropatía alcohólica o una alteración del sistema nervioso central generando una impotencia neurológica grave. Es frecuente el relato del eyaculador precoz de su mejora con el alcohol.
Fumar más de siete cigarrillos por día presenta conocidos efectos vasoconstrictores sobre las arterias peneanas.

Antecedentes de várices, hemorroides, hernias o pie plano pueden orientar a una debilidad de los tejidos conjuntivos con posible disfunción veno-oclusiva asociada (impotencia por fuga venosa).
Existen patologías como gastritis y úlcera gastroduodenal que además de afectar a pacientes habitualmente estresados y ansiosos, son tratados con fármacos que afectan secundariamente la actividad sexual (cimetidina, ranitidina, metoclopramida, ansiolíticos , etc.) por medio de diferentes mecanismos, entre ellos, el aumento de la prolactina, (hormona del estrés) también aumentada por los antidepresivos tricíclicos.

 

Examen Físico

Debe ser completo pero dirigido específicamente a la región genital. Evitaremos así, pasar desapercibida una hipertensión arterial, arritmia, disminución de los pulsos distales de miembros inferiores. Debemos prestar especial atención a la distribución del vello pubiano y grasa corporal, como la presencia de ginecomastia, la cual puede orientar a disfunción hormonal.

Los testículos deben ser examinados, interesando su presencia, situación anatómica, consistencia, sensibilidad, presencia de hidrocele o varicocele.

 


Biotipo ginecoide.
Distribución ginecoide (similar a la femenina) del vello pubiano, ginecomastia.






Varicocele (dilatación venosa patológica en región escrotal)




Enfermedad de Dupuytren (esclerosis palmar, frecuentemente asociada a Enfermedad de Peyronie)




Hidrocele transiluminado (niño)



Hidrocele transiluminado (niño)


A nivel peneano buscaremos al tacto, la presencia de zonas nodulares de mayor consistencia que pueden orientar a la presencia de fibrosis propia de la  Enfermedad de Peyronie (http://www.androclinica.com/1008-el-desvio-peneano-y-la-enfermedad-de-peyronie), su presencia nos debe llevar a buscar la contractura retrácil en palma de mano y planta de pies (Enfermedad de Dupuytren).

Los reflejos rotulianos, cremasterianos y bulbocavernoso como así la sensibilidad glandar (con diapasón) podrán evaluar groseramente la función neurológica.


Doppler, martillos de reflejos, diapasones.


Como parte del exámen andro-sexológico realizamos en nuestro servicio prácticamente de rutina un examen vascular no invasivo de la circulación peneana denominado doppler para evaluar el flujo circulatorio de las arterias del pene (arterias peneanas) y de miembros inferiores (arterias femorales). Ante sospecha de varicocele se realiza también doppler de cordón, que evalúa la posibilidad de la presencia de esta patología que abordamos en el capítulo respectivo.



Doppler peneano


Una vez culminada la consulta puede ser necesaria la realización de estudios auxiliares, otras consultas con diferentes especialistas (interconsultas) o iniciar directamente un tratamiento.

Dr Jorge Di Iorio

Director de Androclinica.


Comentarios

Contenido Relacionado

El Hidrocele

Seguir leyendo

Varicocele y sexualidad

Seguir leyendo

Las causas de la impotencia sexual

Seguir leyendo