El Hidrocele

El Hidrocele

 

Un hidrocele es en realidad la acumulación patológica de liquido seroso entre membranas en cualquier sector del organismo, pero en urología y andrología es sinónimo del “hidrocele testicular”, el tipo mas común.

El testículo esta recubierto por una membrana en dos capas llamada túnica vaginal. Entre estas capas existe una pequeña cantidad de un líquido seroso que permite la movilidad de la glándula y lo protege de los traumatismos. Cuando por inflamaciones u otros procesos esta cantidad de líquido aumenta, se denomina hidrocele al cuadro clínico resultante.

 

Al examinar este testículo se palpa la tumefacción característica para el especialista que da un líquido aprisionado, indoloro y con la característica “transiluminación” que confirma el diagnóstico, esto es, se oscurece el consultorio y se apoya una linterna sobre el hidrocele, iluminándose toda la bolsa escrotal y la colección líquida del hidrocele de una manera característica. Puede realizarse una ecografía para certificar el diagnóstico.

 

Tratamiento

Habitualmente no requiere tratamiento salvo que por su excesivo volumen cause incomodidad física o psicológica al hombre. Algunos opinan que el hidrocele de pequeño tamaño podría inclusive proteger al testículo de los traumatismos externos a modo de “air bag biológico”.

 

No causa ninguna alteración a la función testicular, a diferencia del varicocele, del cual debe diferenciarse.

 

Cuando por su tamaño debe ser reducido, el tratamiento de elección es el quirúrgico. Las punciones y absorción del líquido son inefectivas ya que rápidamente se vuelve a generar, con el riesgo agregado  de una potencial infección a punto de partida de la inyección evacuadora.

 

 

Dr Jorge Di Iorio


Contáctese con Nosotros

Contenido Relacionado

Varicocele y sexualidad

Seguir leyendo

La testosterona a travéz de la historia

Seguir leyendo

Contaminantes y daño testicular

Seguir leyendo