Varicocele y sexualidad

Varicocele

 

Es la dilatación patológica de las venas del pedículo espermático que causa al hombre una tumefacción venosa de aspecto varicoso en torno al testículo, principalmente izquierdo (98% son a izquierda).  Es frecuente que lo detectemos en pacientes asintomáticos que desconocían hasta entonces ser portadores de esta anomalía y su importancia radica en que en ciertas situaciones puede causar daño a veces irreversible al testículo afectado, tanto a nivel de la fertilidad, a nivel de la secreción de testosterona o ambas funciones. A veces al examen físico ya se detecta una disminución de tamaño y/o de la consistencia  del testículo donde asienta el varicocele.

 

Causas

Es causada ya sea por una debilidad o predisposición venosa general, situación en la que frecuentemente el paciente es portador de otras patologías venosas de igual origen como várices, hemorroides, etc.  o por la compresión de estas venas, por ejemplo por tumores renales. Las válvulas de estas venas se tornan incompetentes al igual que ocurre en las venas varicosas y existe reflujo sanguíneo hacia los sectores inferiores que aumenta cada vez más esta dilatación. Además del aspecto varicoso de la bolsa escrotal son frecuentes las molestias como “sensación de peso”, “puntadas”, etc  sobre el testículo y a veces franco dolor, principalmente en individuos que permaneces mucho tiempo de pie, mas en verano que en invierno como toda la patología venosa.  Además de la molestia esta alteración causa alteraciones en la función testicular por mecanismos que analizaremos.

Deben investigarse además los antecedentes de patología venosa como varices y hemorroides a nivel familiar.

 

Temperatura testicular y su Termorregulación

La localización extra abdominal y las cubiertas envolventes del testículo desempeñan un papel activo en su  termorregulación, que para cumplir su función espermatogénica y hormonal debe encontrarse por debajo de la temperatura corporal.

Este gradiente de temperatura puede estar entre 2,5 y 3 grados centígrados (ºC) por debajo de la temperatura rectal según diferentes estudios en humanos y otros mamíferos.

 

Para ello existen varios mecanismos:

-La contracción del músculo dartos asciende y calienta el testículo y su relajación lo desciende y enfría.

-La piel del escroto, ampliamente surcada de pliegues oficia además como un “radiador” biológico. La abundancia de glándulas sudoríparas colabora en la pérdida térmica.

-existe una circulación a “contracorriente”, las arterias que descienden para nutrir el testículo con sangre mas “caliente” son rodeadas por varias venas que ascienden con sangre mas fría, en número de varias venas por cada arteria. Este mecanismo de intercambio térmico también reduce la temperatura testicular y explica las alteraciones del varicocele, donde al haber dilatación patológica de esta red venosa el estasis sanguíneo disminuirá el intercambio.

 

Diagnóstico

Al examen físico se detecta la tumefacción que los antiguos comparaban a “una bolsa de gusanos” por su consistencia “pastosa”. El paciente se debe colocar de pié, donde la tumefacción aumenta como toda la patología venosa. Se debe realizar un estudio de ultrasonido doppler enominado "doppler de cordón" donde se certifica el reflujo venoso con maniobras de presión positiva denominadas “Maniobras de Valsalva” en las que el paciente sopla sobre su puño cerrado sin dejar escapar el aire. Otras maniobras denominadas “de exprimido y relajación “ también son positivas al doppler. Este estudio lo realizamos en la primer consulta al paciente que se sospecha presente un varicocele para confirmar el diagnóstico.

 

Diagnóstico de repercusión funcional

El paciente portador de varicocele debería realizar tres estudios:

 

1)   Ecodoppler de cordón espermático: mide la magnitud de la falla venosa y extensión del varicocele, con vistas a definir conducta. Dilatación venosa mayor a 2mm es indicado operar.

2)   Espermograma: buscando “perfil de varicocele” con disminución del número, motilidad y sobrevida de los espermatozoides.

3)   Estudio hormonal: principalmente testosterona libre, que cuando disminuida puede ser motivo de consulta por disfunción eréctil y/o disminución de la libido (deseo sexual).

 

Cuando estos estudios hacen sospechar sufrimiento testicular, y/o el paciente refiere sintomatología debe considerarse seriamente la intervención quirúrgica (varicocelectomía) antes que cause daño al testículo, a veces irreversible, que puede comprometer la fertilidad y/o secreción hormonal al paciente.

 

Dr Jorge Di Iorio.


Contáctese con Nosotros

Contenido Relacionado

Problemas hormonales y sexualidad masculina

Seguir leyendo

La testosterona a travéz de la historia

Seguir leyendo

Contaminantes y daño testicular

Seguir leyendo

Inapetencia Sexual Masculina (o disminución de la libido)

Seguir leyendo