Reversión de Vasectomía



Reversión de Vasectomía (Vasovasostomía)

 Dr. Jorge Di Iorio


Denominamos vasectomía a la cirugía de esterilización masculina mediante la cual se seccionan los conductos deferentes, por los que transcurren los espermatozoides en su camino hacia el exterior, interrumpiendo así su recorrido con el objetivo de evitar el embarazo. Se realiza habitualmente de manera ambulatoria (no requiere internación), con anestesia local mediante dos pequeñas incisiones, una en cada bolsa escrotal, por las que se abordan, seccionan y amarran los conductos deferentes.

En ciertas situaciones, el paciente vasectomizado consulta interesado en volver a tener hijos, debiendo ser sometido a cirugía de reversión de vasectomía o vasovasostomía que consiste en la unión de los conductos deferentes previamente seccionados y ligados, para permitir nuevamente el paso de los espermatozoides. Según diferentes estadísticas, aproximadamente el 5% de los hombres vasectomizados procura la reversión. En esta situación hay que tener en cuenta varias consideraciones:

  • el tiempo transcurrido desde realizada la vasectomía. Antes de los 5 años la tasa de éxito es de aproximadamente 90%, luego de 10 años cae a 30%.
  • Técnica utilizada de vasectomía: algunos médicos realizan además de la sección del conducto deferente la retirada de un segmento del mismo, con lo que dificultan la posterior reversión.
  • Experiencia del equipo: obviamente debe ser un equipo con amplio manejo de técnicas de microcirugía, ya que estamos tratando de anastomosar (unir) un conducto de pared gruesa y “musculosa” con una luz interior de 0.3 mm o menos.
  • Presencia o ausencia de espermatozoides en la luz distal del segmento del conducto deferente al momento de la intervención.
  • Fertilidad de la pareja del paciente.

En algunas situaciones en que hay una obliteración importante de la luz del conducto deferente y/o ausencia de espermatozoides en la luz del mismo puede ser necesario una técnica operatoria diferente, la epidídimo-vasostomía que une el epidídimo directamente al deferente, o directamente el aspirado de espermatozoides para una posterior fertilización in vitro. Cabe mencionar que en nuestro servicio no realizamos cirugías de reversión.

Como siempre, la prevención es el principal tratamiento, y aquí consiste en una adecuada orientación al paciente principalmente dirigida al congelado de esperma previo a la realización de la vasectomía.

 



Contáctese con Nosotros

Contenido Relacionado

Efectos de la vasectomía en la vida sexual

Seguir leyendo

Vasectomía

Seguir leyendo